Las bragas en el bolso

Como dicen, volver a casa con la sonrisa puesta… Y las bragas en el bolso.

La cama, en estos momentos, se queda grande. Aunque es solo de 80. O 90.

80 o 90 veces al día son las que pienso en volver a casa con las bragas en el bolso.

Cierto. Exagero.

80 no , pero…

Y eres tu el que hace que mis bragas se pierdan. O que al día siguiente vaya a pagar el café y allí estén, en primera fila, recordándome por qué las ojeras de esa mañana merecen la pena.

Repitamos ojeras.

Piérdeme las bragas y juega con mi cordura.

Deja tu sabor en mi piel.

Coleccionemos lugares de encuentros.

Escrito por Lynae Dalla

https://lynaedalla.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s