Impresiones sobre “Nosotros” – Por Javier Solís

El otro día, quién sabe por qué, tuve repentinamente el antojo de realizar la crítica de un libro de ciencia ficción, tras varias entregas de obras realistas. Ambos son mis géneros favoritos, aunque admito que dejé el primero olvidado tras la adolescencia y lo he recuperado sólo a ratos, cuando me siento un poco saturado de literaturas a las que me siento más afín. Mi primer pensamiento fue hacia una de las novelas que más me han perturbado de cuántas he leído hasta el momento, y la que considero la gran obra maestra del género de la distopía: la famosa 1984, de George Orwell. Pero siendo sinceros, no creo que quede mucho por decir ya sobre este libro, al menos que nada que no haya sido mencionado mil veces en mil análisis o referencias equivalentes a esta. Por ese motivo, considero más interesante acercarme a la que, según se dice, es la obra que inspiró 1984, y que quizás, aunque sea levemente, puede tender una sombra de repetición sobre su sucesor, un atisbo de falta de originalidad.

Estoy hablando de “Nosotros”, una de las primeras historias distópicas de la literatura (no la primera, esa se suele asociar a “El talón de hierro”, de Jack London, y seguro que tampoco puede asegurarse), y en la que se narra, como será una constante en casi todas las obras posteriores, un estado totalitario controlado por un gobierno dictatorial, misterioso, que no acababa de revelarse públicamente pero al que todos los integrantes de la sociedad conocen y obedecen ciegamente. En el caso de “Nosotros”, la actitud de la gente para con esos dictadores de ademanes cuasi divinos es de absoluta devoción: no se plantean su autoridad; más aún: la aman y la desean, han sido condicionados desde su nacimiento para pensar que ese mundo en el que viven es el mejor de los posibles, la cúspide de la evolución. No existe, por tanto, un planteamiento acerca de la pérdida de libertad de la que han sido objetos. Esta idea resulta perturbadora, pues nos hace pensar, a nosotros que vivimos inmersos en sistemas económicos y sociales regidos por élites adineradas (en muchos aspectos sospechosas), en hasta qué punto somos víctimas de un lavado de cerebro equivalente al que plantean este tipo de novelas. Si bien no tanto en esa devoción casi mística que se muestra en “Nosotros” (a fin de cuentas, nuestra seña de identidad es quejarnos por todo, a veces con razón y a veces sin ella), sí en las necesidades subyacentes que han podido crearse para controlarnos más fácilmente y predecir nuestro comportamiento (estoy hablando del consumismo, del éxito laboral y económico, del éxito sexual).

Tras esta idea inicial, la novela desarrolla la historia de un hombre aparentemente insertado en el sistema que, como consecuencia de los sentimientos de amor que le inspira una desconocida, comienza a comportarse de forma diferente y acaba por verse a sí mismo inmerso en una situación de rebeldía, de clandestinidad y oposición al régimen. Resulta curioso cómo, sin embargo, este gobierno contra el que se revuelve sigue ejerciendo una poderosa influencia en él, como si en el fondo su mente no fuera capaz de soltarse de las ataduras y tuviera que dejarse llevar por el irracional para enfrentarse al vértigo que provoca la libertad. También en este aspecto la novela es punzante acerca de las motivaciones por las cuales, en muchas ocasiones, nos vemos incapaces de actuar aunque exista cierto sentimiento de justicia que trate de enaltecernos. El miedo a explorar una estructura o mentalidad diferente a aquella que está establecida, y que hemos conocido desde siempre, es un factor muy poderoso de control en el ser humano, un instrumento sorprendentemente útil para dominarnos. Un medio para, como ocurre en “Nosotros”, esclavizarnos sin que nos demos cuenta.

Crítica realizada por Javier Solís

jsolisros@gmail.com

“Nosotros” (Yevgueni Zamiatin)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s